Detección y diagnóstico de la dislexia

Dislexia

¿Qué es la dislexia?

La dislexia es una dificultad específica y permanente para adquirir o desarrollar la lectura (y la escritura), es un trastorno del neurodesarrollo de origen neurobiológico. Esta dificultad implica no aprender adecuadamente o no dominar la lectoescritura y que estas dificultades no se vean explicadas por alguna causa a nivel cognitivo.

La dislexia no suele diagnosticarse hasta los 7-8 años de edad, ya que se considera que antes no han podido adquirirse las bases de la lectoescritura, pero eso no significa que no podamos detectar ciertas dificultades antes de los 7 años.

Algunas de las señales de alarma que podemos detectar antes de los siete años en educación infantil son:

  • Cometer errores al repetir o pronunciar palabras largas.
  • Confundir palabras parecidas.
  • Presentar retraso simple del lenguaje.
  • Dificultades para encontrar las palabras adecuadas (acceso al léxico).
  • Dificultades en la adquisición de habilidades fonológicas: identificar rimas, identificar sonidos en sílabas…
  • Dificultades para aprender el nombre de colores, números, letras…
  • Confundir las letras.
  • Olvidar las letras ya aprendidas.
  • Dificultad para comprender y asimilar conceptos espacio temporales…
  • Distraerse con facilidad.
  • Otros

¿Cuál es el origen de la dislexia?

No hay teorías consensuadas sobre su origen pero las técnicas de neuroimagen nos han ofrecido información sobre las diferencias a nivel cerebral de las personas con dislexia y de las personas que no tienen este diagnóstico. Por ello, que se defienda y confirme que la dislexia tiene una base neurobiológica, por lo que procesa cierta información de manera diferente.

Además, podemos afirmar que hay una importante carga hereditaria, aproximadamente del 60% y que existe un déficit fonológico como causa principal en la mayoría de las personas con dislexia.

Entonces… ¿No puedo saber si mi hijo/a tiene dislexia antes de los 7 años?

Puedes detectar dificultades antes de los 7 años que puedan indicar riesgo tener dislexia, por lo que podrás trabajar en esas dificultades antes de realizar un diagnóstico. Recordad que para que diagnostiquen a vuestros hijos/a de dislexia, debe haber anteriormente una intervención de 6 meses en las dificultades observadas, para así comprobar que las dificultades son PERSISTENTES y no TRANSITORIAS.

¿Qué hago si creo que mi hijo/a puede tener dislexia?

En primer lugar, tener en cuenta que el centro escolar es nuestro aliado, por lo que será necesario que hablemos con la tutora o el tutor de vuestro hijo/a para comunicarle nuestras dudas y conocer su opinión. Podéis trasmitirle la preocupación que tenéis en relación a la adquisición de la lectoescritura en vuestro hijo/a y que os quedaríais más tranquilos si se realizara una evaluación psicopedagógica (si ya estamos en primaria) para salir de dudas.

Podéis hablar también con el orientador/a de vuestro centro y pedir que se le realice una evaluación psicopedagógica. Si desde el centro escolar no podéis realizarla, os recomiendo acudir a un centro privado en el que puedan realizaros esta valoración para comenzar la intervención lo antes posible y minimizar así el impacto de las dificultades. Recordad que en Gijón nosotras podemos realizar esas evaluaciones psicopedagógicas y puedes pedir aquí tu cita o incluso por un privado en Instagram.

Compartir

Deja una respuesta

Explorar más

¡EMPIEZA SEPTIEMBRE!

NUEVO MATERIAL

sobre velocidad de procesamiento