Cómo establecer rutinas con los niños

como establecer rutinas

¿Qué importancia tienen las rutinas?

No será la primera vez que escuchas que las rutinas son fundamentales en el día a día de los niños. ¿Pero alguien te ha dado alguna razón de peso? ¡Ese es mi objetivo hoy! Si todos los profesionales de la educación hablamos de la importancia de las rutinas no es casualidad, y hoy te hablo de tres razones por las que son tan imprescindibles:

 

  1. Proporcionan sensación de seguridad y control en el entorno, es decir, no hay miedos ni incertidumbres ante lo que pueda pasar. Por ejemplo: el peque sabe que después de comer es la hora de hacer los deberes y que si se bloquea y necesita ayuda, papá o mamá estarán a su lado para intentar ayudarle.
  2. Fomentan la autonomía de los niños. Al sentirse seguros, esa seguridad se traduce en confianza en sí mismos, por lo que no necesitan del adulto para realizar ciertas tareas a las que ya están acostumbrados por rutina. Con las rutinas aprenden que cada tarea tiene su momento.
  3. Evitan conflictos. Los niños que tienen una rutina establecida (ya sea de sueño, de higiene, de comida, de estudio, de juego…) tienden en menos proporción a crear conflictos cuando llega la hora de hacer alguna de las tareas nombradas anteriormente, porque su cerebro ya tiene interiorizada esa secuencia y no supone esfuerzo para ellos, sino que se ha creado un hábito. En cambio, los niños que no tienen tan marcada esta rutina, suelen tener más conflictos a la hora de realizar estas tareas.

 

¿Cómo establecer rutinas con los niños?

  • Intenta establecer estas rutinas desde edades tempranas, prácticamente desde el nacimiento, para que el niño lo vea como algo normalizado y no le cueste adaptarse.
  • Ten en cuenta que si no lo has hecho así hasta ahora, en el momento en el que intentes aplicar una rutina, el niño necesitará un proceso de adaptación, ya que los cambios son difíciles para todos, especialmente cuando queremos incorporar tareas y responsabilidades.
  • Será imprescindible que todos cumplamos las rutinas y tareas elegidas, ya que como bien sabéis, aprendemos por imitación y es fundamental dar ejemplo.
  • Es importante que cuando incorporéis estas rutinas, podáis ser guías para ellos y ayudarles en el proceso, paso a paso. Para ellos los cambios también son difíciles.
  • Fundamental será explicarles por qué incluimos rutinas, qué beneficios tienen y a qué nos van a ayudar a todos los miembros de la familia.
  • Explicar siempre en qué momentos podemos ser flexibles con las rutinas, para que sepan cuándo podemos “saltarlas” y cuándo no. Aunque recomiendo no hacer demasiadas excepciones, para evitar conflictos futuros.

 

¿Cómo aplicar las rutinas en casa de forma visual?

  Necesitamos…

  • Cartulina, imágenes de las rutinas, velcro y un rotulador negro.
  • Recortaremos la cartulina tal y como aparece en la imagen (sacada de Pinterest).
  • Al subir las solapas pondremos un TIC o HECHO, para visualizar que esa tarea ya la hemos terminado.
  • De esta manera, iremos colocando una secuencia de tareas que tendrán que ir en orden. Especialmente para empezar es importante.
  • Por ejemplo: hacer la cama, desayunar, lavarme los dientes, vestirme, preparar la mochila…
  • Podemos hacer tantas filas de tareas como consideremos oportuno, aunque recomiendo no hacer demasiadas y solo colocar aquellas que les cuesten más.

¿Qué os ha parecido esta idea para establecer rutinas de manera sencilla?

Recordad que si tenéis dificultades con esto, siempre podéis tener una sesión de asesoramiento familiar online en la que tratemos más profundamente aquello que os preocupa y así pueda daros pautas adaptadas a vuestra situación. Si tenéis cualquier duda podéis contactar conmigo a través del email o de Instagram.

 

Ver más materiales 

Compartir

Deja una respuesta

Explorar más

¡EMPIEZA SEPTIEMBRE!

NUEVO MATERIAL

sobre velocidad de procesamiento